martes, 1 de septiembre de 2009

Signos de admiración, interrogación y paréntesis

Colocación de los signos de interrogación

Los signos de interrogación (¿ ?) encierran una oración interrogativa directa, o una parte de una oración que es objeto de una pregunta. Sólo la interrogación directa se escribe con signos de interrogación:

¿Cómo estás?

Me preguntó cómo estaba.

El signo de interrogación se ha de colocar donde empieza la pregunta, aunque no comience con él el enunciado:

En cuanto a lo que hablamos ayer, ¿aceptas o no la oferta que te hice?

Los vocativos y las proposiciones subordinadas, cuando ocupan el primer lugar en el enunciado, se escriben fuera de la pregunta. Pero si están colocados al final, se consideran dentro de ella:

Miguel, ¿ya sabes lo que vas a hacer este verano?

¿Ya sabes lo que vas a hacer este verano, Miguel?

Si lo incluido entre los signos de interrogación es oración completa, tanto esta como la que le sigue han de comenzar con mayúscula:

¿Tú no te habías enterado todavía? Salió ayer en la prensa.

Si la interrogación ocupa solamente la segunda parte de la oración, comienza por minúscula:

Si apenas has asistido a clase, ¿cómo ibas a aprobar?

Si la interrogación va en primer lugar, siendo lo que sigue una continuación de ella, es esta continuación la que se escribe con minúscula:

¿Cuánto tiempo voy a estar esperando aquí?, se quejó el paciente.

Un signo de interrogación entre paréntesis denota duda o ironía:

Dice que es un buen amigo (?) de su mujer.

Punto y signo de interrogación

Después del signo de interrogación pueden escribirse otros signos de puntuación, pero nunca se escribe el punto, que ya está incluido en el signo interrogativo de cierre (?).

No se escribe nunca un punto después ni antes de un signo de cerrar interrogación, aunque el signo de interrogación esté en final de oración o en final de párrafo. Son, por tanto, incorrectos casos como

¿Cuándo me darán el resultado?. No puedo esperar semanas.

Pero si la frase terminada en interrogación va entre comillas o entre paréntesis, se pone punto detrás de estos si lo incluido entre las comillas o paréntesis así lo exige.

El policía le preguntó: «¿Dónde estuvo usted ayer a las siete de la tarde?».

Puntos suspensivos y signo de interrogación

Los puntos suspensivos se ponen después de una oración interrogativa si lo encerrado entre signos tiene sentido completo; si el sentido de la oración interrogativa no ha quedado completo, los puntos suspensivos se ponen antes del signo de cierre.

«Si la frase interrogativa se interrumpe, los puntos suspensivos deben ir detrás del signo de cerrar interrogación:

¿Cómo íbamos a saber...?

En cambio, si los puntos suspensivos tienen el papel de resaltar expresivamente la pregunta, se escriben después del signo que corresponde:

¿Cómo íbamos a saber que eras tú?...» (M. Seco: Dicc. de dudas..., p. 370)

Coma y signo de interrogación

«Cuando se escriben varias preguntas seguidas y estas son breves, se puede optar por considerarlas oraciones independientes, con sus correspondientes signos de apertura y cierra, y con mayúscula al comienzo de cada una de ellas:

¿Dónde estás? ¿A qué hora piensas volver?

Pero también es posible considerar el conjunto de las preguntas como un único enunciado. En este caso hay que separarlas por comas o por puntos y comas, y solo en la primera se escribirá la palabra inicial con mayúscula:

¿Cómo te llamas?, ¿en qué trabajas?, ¿cuándo naciste?, ¿dónde?» [RAE: Ortografía, 1999, § 5.6.4]

Los signos de exclamación

Después del signo de exclamación pueden escribirse otros signos de puntuación, pero nunca se escribe el punto, que ya está incluido en el signo exclamativo de cierre (!).

La exclamación sirve para indicar una oración o frase cargada de afectividad y debe leerse con la entonación volitiva o exclamativa que corresponda a su significado.

El signo de exclamación se ha de colocar donde empieza la exclamación, aunque no comience con él el enunciado:

Si consigues la plaza, ¡qué alegría se va a llevar tu familia!

Los vocativos y las proposiciones subordinadas, cuando ocupan el primer lugar en el enunciado, se escriben fuera de la exclamación. Pero si están colocados al final, se consideran dentro de ella:

Miguel, ¡cuánto me alegro de que hayas llamado!

¡Cuánto me alegro de que hayas llamado, Miguel!

Si lo incluido entre los signos de exclamación es oración completa, tanto esta como la que le sigue han de comenzar con mayúscula:

¡Asunto terminado! No hablemos más de ello.

Si la exclamación ocupa solamente la segunda parte de la oración, comienza por minúscula:

Haciendo horas extraordinarias, ¡qué dinero hemos ganado entonces!

Si la exclamación va en primer lugar, siendo lo que sigue una continuación de ella, es esta continuación la que se escribe con minúscula:

¡Qué alegría verte! - dijo dándole un abrazo.

Un signo de admiración entre paréntesis expresa asombro, sorpresa o ironía:

Dijo que si lo volvía a ver por allí que lo mataba (!).

Punto y signo de exclamación

No se escribe nunca un punto después ni antes de un signo de cerrar exclamación, aunque éste esté en final de oración o en final de párrafo. Son, por tanto, incorrectos casos como

¡Cuánto tiempo llevaba esperando esto!.

Pero si la frase terminada en exclamación va entre comillas o entre paréntesis, se pone punto detrás de estos si lo incluido entre las comillas o paréntesis así lo exige.

A lo que respondió: «¡Es imposible!».

Puntos suspensivos y signo de exclamación

Los puntos suspensivos se ponen después de una oración exclamativa si lo encerrado entre signos tiene sentido completo; si el sentido de la oración exclamativa no ha quedado completo, los puntos suspensivos se ponen antes del signo de cierre.

«Si la frase exclamativa se interrumpe, los puntos suspensivos deben ir detrás del signo de cerrar exclamación:

¡Es un cobarde y un...!

En cambio, si los puntos suspensivos tienen el papel de resaltar expresivamente la exclamación, se escriben después del signo que corresponde:

¡Es un cobarde y un miserable!...» (M. Seco: Dicc. de dudas..., p. 370)

Coma y signo de exclamación

«Cuando se escriben varias exclamaciones seguidas y estas son breves, se puede optar por considerarlas oraciones independientes, con sus correspondientes signos de apertura y cierra, y con mayúscula al comienzo de cada una de ellas:

¡Quedan cinco minutos! ¡Llegamos tarde! ¡Date prisa!

Pero también es posible considerar el conjunto de las exclamaciones como un único enunciado. En este caso hay que separarlas por comas o por puntos y comas, y solo en la primera se escribirá la palabra inicial con mayúscula:

¡Cómo ha nevado esta noche!; ¡qué blanco está todo!; ¡qué frío vamos a pasar hoy!» [RAE: Ortografía, 1999, § 5.6.4]

http://culturitalia.uibk




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada